13 marzo 2010

De Máxima Brillantez

Desde que se abrieron las puertas del vistoso O2 Arena de Dublín y cómo 'hormigas en marcha' el público fue colocándose ordenadamente en sus asientos de la gradería superior o, disponiéndose en frente del escenario, en una privilegiada posición desde la que disfrutar a Dave, Carter, Tim, Boyd, Stefan, Rashawn, Jeff...y por qué no, incluso al espíritu del desaparecido saxofonista LeRoi.
Las 10,000 personas que allí nos reunimos (mayoría de treintañeros e incluso mayores) empezamos a vociferar como posesos cuando sobre las 8 y cuarto de la noche, las luces se apagaron y uno por uno fueron apareciendo todos los miembros de la DMB y tomando en manos sus respectivos instrumentos, con Dave embutido en un sombrero de Leprechaun, lo que multiplicó por cien la magnitud de los gritos.
La noche prometía ser larga e inolvidable. Acorde con la revisión concienzuda en la web que había seguido durante semanas, nos esperaban unas 17 ó 18 canciones y aproximadamente de 2 horas y cuarto a 2 horas y media de espectáculo; un aliciente que hiciese parecer barato el precio de la entrada.
Un único foco se encendió sobre Boyd que empezó a tocar repetidamente una sola cuerda de su violín hasta que por fin todo el escenario se iluminó al unísono y comenzaron las notas de... (sorpresa mayúscula)...'Bartender'. Una versión extensa y mejorada de la original y un claro guiño a los irlandeses por su final de obvia inspiración celta, con la multitud llegando al paroxismo cuando el señor Matthews desplegó una bandera de Irlanda con los últimos acordes.
Sombrero de Leprechaun a un lado y seguimos con el clásico 'Stay or leave', para luego empezar a desgranar los temas de su último trabajo -Big whiskey and the Groogrux King- : 'Funny the way it is', la oscura e intensa 'Squirm' y la bailable 'Shake me like a monkey'. Para ese momento, yo ya me había rendido a los rítmicos golpes de baqueta de Carter, a los comentarios cómicos y bailoteos de Dave y al sonido demoledor del pabellón (me parecía estar escuchando el disco en estudio, pero con los arreglos extraordinarios que mete la Dave Matthews Band en los directos), es increíble comprobar cómo moldean los temas a su antojo, los transforman, los alargan y siempre con una ejecución impecable, perfecta.
La balada 'Lying in the hands of God', también del 'Big whiskey...' sirvió para comprobar cómo el grupo se encuentra como pez en el agua cuando se adentran en el terreno de la improvisación, los 'jamming' que los han hecho tan famosos...con el nuevo miembro 'Jeff Coffin' mostrando lo versátil que puede ser un saxofón y los sonidos que se pueden sacar cuando lo toca un maestro.
Más sorpresas: Sólo de batería de Carter al inicio de la galardonadísima 'Gravedigger'. Este tema suena grande, gigante, cuando lo toca toda la banda. Impresionante la habilidad que tiene la DMB para manejar a la masa, para 'menearla como a un mono', para elevarla al éxtasis o emocionarla con una balada, siempre en el momento justo, como si conociesen de antemano lo que esperas. Para muestra, el siguiente grupo de canciones: 'Anyone seen the bridge' que sin pausa unen con el inicio de 'Too much' a la que el público reaccionó con fervor, aunque se trataba sólo de una broma, pues de inmediato el tema que empezó a sonar fue el legendario 'Ants Marching' de su primer disco y con el que a veces cierran los conciertos...Una de sus canciones más amadas..y claro...más locura, más arrebato...Y yo me hubiese puesto de rodillas sino llega a ser porque no tenía espacio delante de mí, y tampoco era cuestión de clavárselas al señor que tenía sentado delante. 'Hormigas en marcha' terminó con todos los miembros alrededor de la batería de Carter y esperando instrucciones de éste para rematar la canción a lo bestia...y ganarse a los últimos escépticos que podían quedar entre el respetable.

video

Final de 'Anyone seen the bridge', amago de 'Too Much' en el 1'25'' para introducir 'Ants Marching' en el 1'41''...aunque la canción en sí, empieza en el 3'35''.
----------------------------

Un inesperado "#27" sonó a continuación, un tema con influencias de blues sureño que no está en ningún disco y que no suele tener presencia entre los cuarenta y pico de canciones de las que se están nutriendo para esta gira. Todo un gesto para los dublinenses. Más descoyuntar de huesos con 'Seven' y continuamos con 'The Stone' para que Boyd Tinsley nos destupiese los tímpanos con su violín.
Cuando la guitarra acústica de Dave rasgueó el inicio de 'Crash (into me)' la explosión de júbilo hizo que las gradas se estremeciesen y la voz de la gente se unió a corear toda la letra de este super clásico que levantaría hasta a un muerto. ¿Se pueden unir dos mega temazos y hacer que el segundo eclipse al primero? Sí que se puede, pues con toda la gente en el bolsillo y a entera disposición de la DMB, el inicio de 'Crush' creo que provocó más de una lipotimia...Una interpretación de más de un cuarto de hora de una de sus canciones señeras, con Dave haciendo de las suyas con un sombrero que tomó prestado de las primeras filas y con Tim Reynolds y Jeff Coffin batiéndose en duelo guitarra - saxo, que dejó a la peña hecha unos zorros y a mí sintiéndome como a una ninfómana multiorgásmica.
¿Y ahora? Después de esto, ¿qué hacemos?, ¿nos vamos? Eso es lo que parecía preguntarse la gente. Desde hacía buen rato mis expectativas (que eran altísimas) estaban más que superadas y hasta lo que pagué por verlos me estaba pareciendo la ganga del siglo...Y entonces van y se arrancan con el 'Where are you going? ' Por si había alguien que pensaba marcharse. (Me derrito...Dave no me hagas esto que esa es una de mis canciones favoritas, y casi nunca la tocas...).
Volvemos al último disco: interpretación del single 'Why I am', tributo a LeRoi Moore y luego la dulce 'You and me' ...Con otro mini sólo de batería de Carter (¡Toma ya!). 17 canciones....Esto se acabó...Ah no... van a tocar otra...'You might die trying'...Puff, el cuero cabelludo como Espinete con los dedos en un enchufe...Más lucimiento personal del prodigioso bajo de Stefan y del grandullón Rashawn y su trompeta. Y entonces se vuelven a apagar las luces y la voz de Dave empieza a entonar...there must be some way out of here....el inconfundible inicio de 'All along the watchtower' the Bob Dylan, la versión magistral que hacen de esta pieza con todo lo que le sigue, los cambios de ritmo y el final frenético, apoteósico. Virtuosismo sublime. Por un momento pensé que había gente que iba a saltar desde las gradas a abajo...La banda se despide dando las gracias y el público se pela la garganta y se quema las manos con los aplausos...Ok, se terminó el concierto, ...alguien que me pasé un vaso de agua y un abanico que creo que tengo la tensión por los suelos...Y dejen de gritar, coño, que estos tíos no van a salir otra vez, tengan compasión que se han ordeñado hasta la última gota de sudor.
Cuando la gente ya empezaba a abandonar el recinto y yo buscaba por el suelo los restos de mi cintura y mi dignidad después de este bukkake musical, Dave volvió a salir al escenario con su guitarra acústica y se marcó él solito un 'Baby Blue', una balada del último disco, simple, directa, pero seguramente una de las mejores de su carrera, que dejó a la mitad de las pibas (y de los tíos) con lagrimones como chorizos...Y seguidamente y sin descanso, el efervescente comienzo de 'Cornbread' y la banda diciendo adiós de la mejor forma posible, dando lo mejor de sí con el subidón de 'pan de millo' y cerrando después de 21 canciones, una velada de exactamente ¡3 horas!

¿Una noche inolvidable? Solo puedo decir que al carajo todos los videos que me he tragado de la DMB. Nada, absolutamente nada, está a la altura de haberlos visto en vivo.
Gracias, Dave, Carter, Tim, Boyd, Stefan, Rashawn y (LeRoi).
-----------------------------------------------------
Este video no es mío, pero es de alguien que lo grabó aquella noche (el pasado martes) y de los que hay en internet es de los de mejor calidad y sonido.



"...Confieso que no estoy lo bastante preparado para que me dejen,
aún así se que di lo mejor de mí
Tu entregas y entregas, eso puedo atestiguarlo.
Me ganaste, me ganaste
Tu y yo, para siempre, baby..."

Baby Blue - Dave Matthews Band

8 comentarios:

  1. (Curiosamente terminaron el concierto con Cornbread, que fue video que dejé de DMB la primera vez que hablé de ellos en el blog)...
    Yo hice mis propios videos, que están increíbles, son brutales (MENTIRA)...Mi cámara es una caca y son de pena; de todas formas he intentado subir uno...y después de una hora o así, blogger me manda un mensaje de error...Lo intentaré mañana otra vez, a ver si hay suerte...
    Por si alguien quiere ver algún video más, porque no quería 'enyugarlos' de videos en la entrada (aunque lo pensé), aquí dejo estos que se pueden encontrar en youtube de los que ha colgado la peña, (es el 'jam' de la canción 'Crush' desde 2 angulos distintos).

    Dave, haciendo el payaso
    Duelo guitarra-saxo
    Joder, por el tamaño el Tim podría ser un leprechaun, pero como toca la guitarra el cabrón!

    Al Carter, le corre la batería por las venas y el HP nunca deja de sonreír...(qué asco, de verdad...).
    Hala...no los aburro más.

    ResponderEliminar
  2. Pero qué bien traído el título con el contenido, me acordé de otro graciosillo que leí hoy (sobre baloncesto; para entenderlo hay que saber que el equipo de La Palma se llama Unión Baloncesto La Palma).

    DMB, como tú lo llamas, siempre me ha parecido un tanto meloso para mi gusto, pero la verdad es que no le he dado ninguna oportunidad decidida. Me hace un poco de gracia el aire noventero de su música. Por cierto, hace poco más de un año descubrí otro grupo con claras reminiscencias noventeras, Silversun Pickups, no sé si lo conoces.

    Yo ya estoy en Barcelona hasta finales de mayo. Me voy a perder a Yo la tengo, que tocan el viernes, por comprar tarde las entradas, pero al Primavera Sound (27-29 mayo) no fallo. Mira vel si te echas un salto.

    ResponderEliminar
  3. ...que pedazo de flipao, por favor, ya te diré algo mas, acabo de llegar y tengo sueño psss

    ResponderEliminar
  4. Anoche después de publicar el post, me dije, a ver si el JB es capaz de comentar algo sin que contenga la palabra 'flipao'. Iluso que soy. (Alfrodo, tu y yo sabemos que su estrategia de socavar mi reputación es una simple máscara para ocultar la devoción 'sanísima' que siente por mí)...;P

    Ruymán!! He leído comentarios de tu blog y sé que el máster va por buen camino, sino lo tienes casi finiquitado Lo del Primavera Sound va a estar jodido porque por esas fechas voy a estar una semana para Las Palmas, aunque nunca se sabe, una escala siempre es posible.
    Musicalmente la década de los 90 la tengo marcada a fuego (Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden...y no sigo porque llenaría folios). Ya en este siglo, hubo una moda de que todo el que quería hacer rock tenía que agenciarse un dj (Linkin Park, Limp Bizkit, Incubus,...). Ahora parece que lo que gusta vuelven a ser los sonidos menos elaborados...y sustituimos el dj por unos teclados...jaja.
    Silversun Pickups los conozco hace menos tiempo que tú, hará unos 4-5 meses, los encontré de casualidad y escuché la canción 'Lazy Eye' y dije...coño...si son la reencarnación de los Smashing Pumpkins. Me gusta!...Los marqué en una lista y se la mandé a JB (que es mi descargador de música oficioso) y desde Navidades ya tengo las canciones....Y JB también que guarda todos esos grupos en una carpeta que esconde con sumo recelo....
    Es gracioso, porque en Silversun Pickups, el bajo lo toca una piba, como en Smashing...

    Sigua, al final vas a tener razón. Hay visitas de México, Perú, Argentina, etc....Aunque ya me dirás de donde vendrá esa gente que cae de rebote aquí pero en realidad vienen de tu blog. Espero que se hayan metido en las entradas anteriores y hayan visto tus fotos enseñando las chichas....;)

    ResponderEliminar
  5. Sí, del Máster en realidad sólo quedan las prácticas que estoy haciendo ahora y una asignaturilla ahí.

    A mí me pasa lo mismo con la música de los 90, con Spotify he recuperado los tres primeros discos de Pearl Jam, y el Siamese Dream y Mellon Collie... de Smashing.

    Aparte de Silversun Pickups, mi otro gran descubrimiento en los últimos dos años son The Yeah yeah yeahs. No me canso de oír el disco Fever to tell, que es de 2005 pero yo siempre llego tarde a todo. El siguiente ya tiene más rollo electrónico y a mí eso también me echa pa´trás. No sé si te gustará mucho a ti, porque es un tanto punki, quizá.

    Seguiré atento al blog, a ver si coincidimos en LPGC. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  6. Salud Ruymán! Los Yeah Yeah Yeah también los descubrí aquí, estando ya en Irlanda...Me parece que hablamos de ellos las pasadas Navidades. También los coloqué en la lista de mi 'descargador' y seguro que los oye bastante en la intimidad.
    Me gustan, pero no me apasionan. Tienes razón que son un poco punkarras para mí. Guitarrillas sucias... Suelo escuchar el Show your bones, voy a tener que prestar más atención al Fever to tell entonces. De todas formas, te digo, Silversun Pickups me atraen mucho más.
    No sé si los conoces pero prueba a escuchar The Frames, son de Dublín..y tienen un sonido bastante curioso, sobre todo los primeros discos, los últimos son más comerciales aunque me siguen gustando.

    Yo también sigo atento a tu blog y ya contarás como te va con esa asignaturilla...

    Hasta más ver...;)

    ResponderEliminar
  7. Joder con el duelo guitarra-saxo con epílogo bateriíl. Me pregunto que opinarían si lo vieran aquellos que ahora están tristes por la separación temporal de los miembros de El Canto del Loco, por ejemplo... En fin... Podríamos discutir tanto acerca de lo que es Música y de lo que es música...

    ResponderEliminar