22 abril 2010

Glengarriff - 2ª Parte. Isla Garnish



La playa, aunque más correcto sería decir la costa, es el otro tesoro de Glengarriff, quizás el más importante y por el que mejor se conoce a este sitio.
Las particulares condiciones climáticas del área hacen posible la convivencia entre una nutrida colonia de focas y un grupito de islas con vegetación propias de regiones más templadas. Destaca, en concreto, la isla Garnish, espacio que compró un millonario a principios del siglo XX, el cual aprovechó el microclima y la superficie de turba, para convertirlo en un templo botánico de jardines exóticos y flora subtropical.

Y éste lugar, del que yo tanto había leído e investigado, será precisamente el motivo de esta entrada: Garnish, o Garinish, o Ilnacullin (que manía tienen los irlandeses de darle tres o cuatro nombres distintos a todo).

Sólo durante los meses de Abril hasta Octubre, los jardines de la isla están abiertos al público y para acceder a ellos hay que realizar una travesía en barco desde el puerto de Glengarriff, siempre y cuando, el tiempo sea benigno.

Y así es que nada más llegar el buen clima, ahí estaba yo, en el pequeño muelle, esta vez acompañado de Barney y su dueño, que habían decidido unirse a la aventura...(madrugón, preparar los bocatas, una hora y pico de trayecto en coche, un día escandalosamente soleado y unas ganas locas de diversión).
El entusiasmo fue menguando después de esperar un buen rato sin que se presentase nadie en la ventanilla donde se vendían los pasajes para la isla. La oficina estaba abierta, había restos de tostadas, una taza con algo de café, un periódico, pero ni un alma.
Por fin, cuando ya había perdido la cuenta de las gaviotas que se posaban en el dique y me había dedicado a contar el número de barcos y a clasificarlos por tamaños y colores, apareció un coche destartalado en medio de un olor a cacharro requemado. Del interior descendió un señor mayor con gorra blanca de capitán de navío; se dirigió con paso cansino hasta la oficina, no sin antes dedicarnos una mirada de asco al vernos merodear por allí.

Keith: Buenos días, ¿nos podría vender unos billetes para la isla?
Capitán: Son 12 euros cada uno, el regreso incluido, el chucho no cuenta. (Torció el gesto como si se hubiese tragado de vuelta un buche del café).
Le pagamos y nos volvió a repasar de arriba a abajo. Esta vez le pude leer el pensamiento: 'pareja gay sin niños pero con mascota'.
Keith (en voz baja): ¿Qué seco es este tipo, no?
Yo (en voz más baja): Cree que somos maricas.
Keith: What??

Seguimos al capitán hasta el barquito dispuestos a emprender nuestro 'pequeño crucero de placer' y, más que un detalle de cortesía, fue una cuestión de desconfianza el que nos cediera el paso al entrar al bote. Por fin, el patrón soltó amarras y se encerró en su cabina y nosotros (cada uno por su lado), nos dedicamos a disfrutar de la apacible travesía. Unos 20 minutos de navegación tranquila por una mar llana, con el único sobresalto de atravesar a la velocidad de un fueraborda entre dos islotes donde retozaban una familia de focas. No me dio tiempo ni de sacar la cámara de fotos.
Atracamos brevemente en el embarcadero de la isla Garnish y cruzamos con el capitán unas breves palabras sobre la hora a la que nos gustaría que nos recogiese. Yo tenía mis serias dudas de que volviese, pero por si acaso, me tragué mi comentario sobre las conexiones de su gorra, 'In the Navy' y los Village People.

'Oh capitán, mi capitán'



Una vez pagados los cuatro euros de la entrada en el Centro de visitantes, nos dispusimos a recorrer este curioso parque floral en medio del mar.
Barney, como buen amante de la jardinería que es, lo primero que hizo al traspasar la puerta fue plantar un buen pino justo en medio de paseo. Menos mal que en ese momento no había ningún visitante por los alrededores. Lo cierto, es que durante toda la mañana que estuvimos allí, no vimos demasiadas personas, no más de diez o doce, quién sabe, quizás por la época del año o, tal vez, por los malos modos de los taxistas marineros.

La Isla Garnish resultó ser un auténtico vergel, no sólo en el aspecto botánico (con ejemplares de especies locales unidos a flora de las antípodas, Japón y otras regiones de ultramar), sino también por algunos caprichos arquitectónicos inspirados en el Mediterráneo (columnata italiana, templo griego, etc.).








La sierra de las montañas Caha en la península de Beara vista desde la Isla Garnish



Aparte de todo esto, estacaría dos lugares especiales: la playa orientada hacia el sur y una torre Martello de las épocas napoleónicas que domina la estribación más elevada (está abierta y se puede explorar y subir a lo más alto para admirar la perspectiva de la isla, de Glengarriff y de la bahía de Bantry).

Barney dándose un chapuzón



Torre Martello



La jornada en los jardines finalizó con un buen tazón de té servido en la mini cafetería por una chica polaca que, aburrida y a falta de clientes, se pasó la mayor parte del tiempo apretujando a Barney contra sus senos como si fuese un peluche (y él calladito sin protestar).

A la hora prevista, apareció nuestro bote, que por fortuna, iba timoneado por otro patrón, un señor bastante más afable y simpático que el anterior, que no le importó llevarnos de visita a ver las focas que se bronceaban tumbadas en sus piedras, al calorcito del sol irlandés.



The End



Atentos al final del video que se puede escuchar la voz de Keith '...Miguel, Miguel,..come here!!!

video

"...Un día más me quedaré sentado aquí
en la penumbra de un jardín tan extraño.
Cae la tarde y me olvidé otra vez
de tomar una determinación.
Esperando un eclipse me quedaré.
Persiguiendo un enigma
al compás de las horas..."

La estatua del Jardín Botánico - Radio Futura

17 comentarios:

  1. Creo que la Torre de piedra que había en Playa Blanca, en Lanzarote, también es una torre Martello, o por lo menos similar; igual que la que hay en El Cotillo en Fuerteventura.
    Seguro que hay más, pero ahora mismo no me acuerdo.

    Acabo de venir de un pateo, que pensé que iba a ser un paseíto y terminó en unas 5 horas con un par de movidas, merecedoras de una entrada futuril.

    Venga, Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No sé porque coño los comentarios tardan tanto en salir y además, si acabo de postear la entrada porque tiene fecha del jueves pasado???

    ResponderEliminar
  3. Tenías que haber dejado que Barney se cagara en el barco, como premio a la simpatía del capitán y no en tierra. Por cierto: ¿cuándo se va a dejar ver de nuevo Barney por este blog? Recuerdo que su entrada fue con la que más me descojoné de la risa en su día.

    Según he leído en la siempre maravillosa wikipedia, las torres Martello, por lo visto se construyeron en época napoleónica, a lo largo del Imperio Británico. Deduzco pues que las de LZ y FT, o no lo son, o fueron construidas un poco a imagen y semejanza. Eso sí: tanto unas como otras sin duda que se hicieron con fines defensivos. También puede ser que el nombre Martello se generalizara para construcciones con esa forma cilíndrica (el artículo de la wiki está en inglés y me dio mucha pereza leerlo completo, pero igual lo pone). En cualquier caso, sin ir más lejos y si atendemos a la forma, tenemos la de San Cristóbal (que estoy casi seguro que tuvo origen anterior a las guerras napoleónicas), aquí en LPGC. Y en S/C, tanto de La Palma como de Tenerife, juraría que hay también.

    Anoche sí que me acordé conectarme, lo que pasa es que luego de Artenara pasé por casa de mi hermana y en fin, estuvimos allí paliqueando, viendo el decepcionante programa de Calleja sobre el "lliacllacyocúl" ese de los cojones, cenando, etc., y llegué tarde a mi casa. ¿Te vas a volver loco?

    ResponderEliminar
  4. Nada Alfrodo, te vas a volver loco?

    Por aquí está plagado, pero la verdad es que yo tampoco tengo idea sobre las torres Martello, aunque sé que el jodío de Bono se compró una al sur de Dublín, en un pueblo que se llama Bray, por aquello de utilizarla de residencia de verano al resguardo de los paparazzi (a ver quien coño consigue una foto en una movida que no tiene casi ni ventanas).

    Lo de Barney, pues está últimamente de un perezoso...debe ser la vejez (en edad perruna creo que tiene casi 60 tacos).

    Estoy considerando hacer cambios en el blog, tanto en el formato, como en la apariencia. Y mi objetivo sigue siendo postear más a menudo pero entradas más cortas...Les voy a pedir opinión a ustedes cuando vaya pa'llá en Mayo.
    El texto introductorio después de casi un año está obsoleto...y, además, creo que voy a remover el blog un poco en foros de viajes y sitios así, por ver si viene sangre nueva, jajaja.
    De todos modos, la cúpula del blog es la cúpula: (el consejo de administración) los 4 ó 5 que comentan...cada vez menos...aysss.

    ResponderEliminar
  5. Es el ciclo normal, se acerca el: 20 de mayo del 90, hola chato, ¿como estás? ¿Te sorprende que te escriba? Tanto tiempo es normal. Pues es que estaba aquí solo y me había puesto a recordar, me entro la melancolía y te tenia que hablar. ¿Recuerdas aquella noche en la casa de Tegueste? Las risas que nos hacíamos antes todos juntos.
    Hoy no queda casi nadie de los de antes, y los que hay han cambiado,han cambiado, SI!

    no veas como han cambiado .... :P 3D

    ResponderEliminar
  6. Jajajaaa...que bueno, Sigua

    No veas como han cambiado! (gente impresentable que son algunos, que diría JB) ;)

    ResponderEliminar
  7. El “capitán” que los llevo a la isla parece que capta bien la esencia de las personas con las que trata aunque no las conozca de nada, de ahí el trato justo que les dio a esos tres pasajeros, pero reconozco que con el pobre Barney el tío se paso, el perrillo es el mas majo de los tres marineros de agua dulce esos.

    La isla tiene muy buena pinta, me llamo mucho la atención la parte en la que el chucho se esta dando un chapuzón, aunque me imagino que la temperatura del agua no estará para baños reconfortantes aún.

    Por cierto, me he dado cuenta de que desde que te has ido para allá te han ocurrido varias anécdotas protagonizadas por féminas polacas, aunque aquí has pasado de puntillas sobre el tema y has desviado la atención hacía Barney como “víctima” de achuchones cariñosos…¡¡¡¡el mundo al revés por dios!!!! Deberíamos estudiar este tema en profundidad, “Polacas, ¿simple casualidad o su debilidad?”, “Creación de vínculos afectivos polaco-canarios Vs polaco-caninos” en fin, como digo un tema a tratar en futuros encuentros.

    En cuanto a la nueva religión que has fundado, me declaro adepto a la secta de los seguidores de la Luz Crepuscular Teguestense, y yo también espero el advenimiento de nuestro líder el próximo día 20, las ofrendas están preparadas (hay un deposito industrial lleno de ensaladilla rusa en el muelle), los rituales de vapor y agua listos y el resto de devotos esperan con fe el momento en que su líder les haga un mínimo gesto o les dedique una simple palabra para entrar en éxtasis.

    Aaaagur…

    ResponderEliminar
  8. Joder con el JB, siempre contando cuentos para que vea que contentos nos vamos a la cama y tenemos lindos sueños. Tranquilo, no te pongas nervioso, tranquilo majete en tu ordenador... (Que bueno, el Sigua).

    ResponderEliminar
  9. Alfrodo, solo te diré que a veces llega un momento en que te sientes irlandés de repente, con una gorra sobre la frente y con ganas de beber, paseando por el campo todo tiene igual color, noto que algo echo en falta no se si será el alcohol…

    ResponderEliminar
  10. Miguel, con JB no podemos contar, es uno de los que más ha cambiado, ahora vive buscando por la red "¿cómo llegar al país de nunca jamás?" y eso lo ha mareado un poco. Y si hablas con él, sólo piensa en Wendy y en (su)Campanilla :P Hoy he tenido un día de quirófano, me he puesto algo de botox y silicona, dos operaciones más y entre yo y Pitt, ni una diferencia :P Bocata en la jurdana y a esperar por la diosa. Aún falta media hora ....

    ResponderEliminar
  11. Les voy a contar una historia: resulta que yo soy bastante parecido en ademanes y actitudes a mi padre. Por no decir igual. Eso por un lado es positivo porque siempre actuamos con la mejor de las intenciones y de buen corazón, aunque a veces se nos malinterprete, sobre todo por aquellas actitudes "muy de campo" que a ojos inexpertos (e incluso finolis) nos hace parecer un tanto brutitos. También es negativo porque hay cosas de mi padre que yo no soporto y que no me gustaría que yo las hiciera. Y es en este punto donde yo me quiero centrar: claro, mi padre es un magnífico banco de pruebas para poder hacerme una idea de cómo voy a ser yo en un futuro y ya hay algunos detalles, esas empanadas mentales que se forma él solo delante del ordenador, rayando el retraso mental; esas cosas que se olvidan aunque las hagas cien veces al día: apagar una luz, buscar algo que hace un segundo tenías en la mano, volver siempre a entrar en casa diez segundos después de haber salido porque te dejaste algo; ser incapaz de sintonizar un televisor; lapsus mentales de toda índole... Pueden parecer cosas que le suceden a mucha gente, pero créanme, hay pequeños detalles en los que es difícil entrar, que son "made in Canino family" y de las que procuro huir como de la peste. Digo todo este rollo, que por supuesto no viene a cuento (perdón) porque el proceso de descomposición mental me da la impresión que ha empezado antes de lo esperado en mí porque¡¡MIRA QUE VENIR A CAER AHORA EN LA CUENTA DE LO DE PETER PAN!! Yo, iluso de mí, no me dí cuenta hasta hoy, leyendo el último comentario de Sigua, de las referencias al clásico cuento y de la metáfora de O'Gil de la luna partida por la mitad y Campanilla que crece y crece... ¡¡Y Wndy y su puta madre!! Dios mío, voy a acabar mal, el deterioro es más que patente...

    Coño, JB, esa era la canción que yo quería utilizar, pero no me vino a la cabeza (¿lo ven, lo ven? Estoy fatal) ;)

    ResponderEliminar
  12. Sigua, aclara lo de las operaciones porque te estoy empezando a imaginar cómo Lady Gaga...;)...La silicona en donde??? ;P Vas a tener vacaciones en Mayo? lo digo por si JB organiza un partido de pádel de esos que están jugando últimamente, cabrones!

    Hay que reconocer que el JB cuando se inspira, se inspira...jajaja....'siento que algo echo en falta no sé si será el alcohol...? ...qué bueno. Por cierto, con la ensaladilla rusa no se juega, y sobre las polacas, es necesario que la gente sepa una cosa...El JB, me atosiga a preguntas cada vez que chateamos. La última vez me hizo describirle a la piba de la cafetería con pelos y señales. Mira a ver si vas a tener un problema que si miras el mapa mundi del blog, una de las marcas de visita está en Polonia...;P

    Alfrodo, jajaja...Vaya disertación!
    Para empezar lo de las empanadas mentales es algo que nos pasa a todos, hay épocas mejores y otras peores...A mí a veces se me olvida si me he afeitado o no..y tengo que tocarme la barba a ver si me rasca....Cada vez que hago eso, no sé porqué pero termino toqueteándome todo hasta terminar en los pezones....jajaja (la polaca era pelirroja, por cierto). Así que no te preocupes por 'olvidar' detalles sin importancia. Otro ejemplo podría ser un adorado personaje del blog, que también tiene sus momentos 'peanuts' y que cada día se olvida de si ha ido al baño a cagar y tiene que ir otra vez, por si acaso...y más tarde, otra vez...así hasta 3-4 veces en un día.). ;P
    Las empanadas no son solo propiedad de los Canino...(tu padre es un tío cojonudo, vaya aquí mi saludo), fíjate por ejemplo en una piba de la pandilla con raíces firguenses (que coge los chistes 3-4 horas más tarde de que nos hemos reído). No comment.
    Bueno eso, que no te mortifiques, que todos tenemos un mono dentro que le da a los platillos de vez en cuando (como a Homer Simpson).
    De todo lo que dices...me quedo con el cambio de nombre que le hiciste a la piba, de Wendy a Windy (ventosa), jajajaja....;P

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja, vale, gracias. Me quedo más tranquilo... y no, que ya me conozco y voy viendo mis propias evoluciones. Pero que me den por saco, en serio, no me quita el sueño después de todo.
    Chacho, me estoy poniendo cachondillo con la polaca esa. Pero, ¿pelirroja, pelirroja? ¿Del todo? Oooosssss...
    Lo de Wndy fue un lapsus, no fue queriendo, pero me quedó bien, por aquello de la luna partida por la mitad... (¿Luna? ¿Tan blanco tiene el culo?) Je, je...

    ResponderEliminar
  14. Polaca
    con greñas inmensas
    sin laca,
    pero con trenzas.

    Me sobó por todos lados,
    con caricias me rascaba
    Y no me puse ni rojo,
    pero por dentro ya estaba
    tan picante como el mojo.

    Y aunque todo el mundo comenta
    que sin huevos, no me empalmo.
    Me la suda, no me enojo,
    yo por eso no me amargo.

    Y si hablamos de cosas que aumentan,
    había que verle los ojos...
    ...los del 'Calvo'
    y los del 'Largo'.

    ResponderEliminar
  15. Alfrodo, lo de luna no es por lo blanco sino por los cráteres que tenía, por lo visto. ;)

    Me despito y el perro ya trinca el teclado y empieza a escribir...es que no se le puede dar bola...

    ResponderEliminar
  16. Barney, eres un crack.

    ¡Cráteres! ¡Noooooooooooooooooooooooooooooo!

    ResponderEliminar
  17. Voy a cantar los goles del Bayern en la final como no canté los del Barça en la del año pasado. No se puede ser más déspota, despectivo, rácano, insultante, asqueroso y cutre a la hora de ofrecer fútbol como lo ha sido hoy el Inter. Y pensar que la UD, haciendo lo mismo, no le funciona...

    ResponderEliminar