26 marzo 2013

El monasterio de Kilmacduagh

01.Kilmacduagh

Kilmacduagh es un antiguo emplazamiento monástico localizado en el condado de Galway y que, como muchos de los edificios medievales de similares características, conserva el aroma del pasado casi intacto a pesar de haber perdido gran parte de su conformación original por culpa de saqueos, abandono o por haber sucumbido al inclemente tiempo irlandés. Estos lugares siempre tienen algo de especial pero éste, en concreto, posee un elemento que lo diferencia de los demás: la torre cilíndrica, (de este tipo hay muchas en Irlanda), pero la de Kilmacduagh es sin duda particular, aunque ya daremos cuenta de ella más adelante.


02.Kilmacduagh
Kilmacduagh ‘Iglesia del hijo de Duagh’ se encuentra cerca del pueblo de Gort, a orillas de El Burren, justo en el límite entre los condados de Clare y de Galway, aunque forma parte del segundo. Fue fundado a principios del siglo VII por San Colman Macduagh, aunque de la estructura original poco queda porque la mayoría de edificios que han sobrevivido hasta hoy día se construyeron a partir del siglo XI en adelante.


Llegar a este lugar es relativamente fácil, se encuentra más o menos a medio camino entre las ciudades de Limerick y Galway, aunque hay que tomar un pequeño desvío hasta dar con él, pero vaya, gracias a su envergadura se ve desde bastante lejos.  Una ventaja: la visita es gratuita.

Como conjunto monástico es de los mejores que se pueden encontrar en la costa oeste del país y, aunque no pueda competir en espectacularidad con Glendalough, Monasterboice o Clonmacnoise, sí es cierto que tiene un buen manojo de edificaciones de diferentes épocas y estilos arquitectónicos que harían las delicias de cualquier amante de la historia, la arqueología, el arte, e incluso la fotografía. De todos ellos destacan principalmente seis: la catedral de Tempall, la iglesia de San Juan Bautista, la Temple Mary, la iglesia O’Haynes, la Glebe House y la torre circular.

03.Kilmacduagh

La Catedral no conserva el techo, pero esconde entre sus muros algunos bajorrelieves de excelente acabado.






04.Kilmacduagh

Iglesia de San Juan Bautista.







Pero vamos con la torre que, como dijimos antes, es peculiar.
Puede que algún día dedique un post entero a un rasgo tan vernáculo del país como es el de las torres circulares medievales (ojalá tuviese tiempo para todo lo que me gustaría hacer), pero de momento decir que en Irlanda se calcula que hay unas 65 de estas torres cilíndricas, número arriba, número abajo, porque hay algunas de las que se conserva solamente la base o incluso menos y ciertos autores no las consideran torres propiamente dichas. La función que tenían es en gran parte un misterio: está más o menos claro que se usaban como campanarios, pero luego hay quienes dicen que podían utilizarse como refugio, o un lugar donde esconder objetos valiosos y hay incluso una teoría que postula que se trataba de bibliotecas. Dada su versatilidad, probablemente fuesen una mezcla de todo.

Como la gran mayoría de estas torres, la de Kilmacduagh (siglo XI-XII) se levanta hacia el oeste del asentamiento, pero el rasgo sobresaliente con respecto a sus 60 y pico hermanas es su altura: casi 35 metros, lo que la convierten en la más elevada del país, no solo eso, sino que su puerta también está a más distancia del suelo que en el resto (a 8 metros) y también tiene más ventanas que ninguna  (11). Por si fuera poco, otra de sus características más llamativas y que puede apreciarse desde bien lejos es su inclinación, nada menos que medio metro de la vertical (lejos de los 4 metros de la torre de Pisa, pero oigan, con el paso del tiempo …nunca se sabe).

05.Kilmacduagh. Torre     06.Kilmacduagh. Torre

Algunas leyendas asociadas a Kilmacduagh:

- Se dice que el santo Colman de Macduagh venía de un paseo del cercano Burren cuando al atravesar este lugar se le cayó el cinturón, lo cual interpretó como una señal divina y como respuesta procedió a planear la construcción del monasterio en dicho punto. Al parecer durante muchos años se adornó con joyas este cinturón ( y también su báculo) y se custodió dentro del monasterio. El rastro del primero se perdió, pero el báculo aún se puede admirar en el Museo Nacional en Dublín.

- Hay otra leyenda que dice que dentro de la diócesis de Kilmacduagh ningún hombre jamás morirá alcanzado por un rayo. Quiso la suerte que hace tiempo un desdichado pusiese en prueba esta creencia cuando se cruzó en el camino entre dicho fenómeno meteorológico y el suelo. El rayo lo golpeó y lo lanzó por los aires unos metros con tan mala fortuna que cayó justo en la zona del condado de Clare (diferente diócesis), …donde falleció.

- Por último: se comenta que la tumba de San Colman, muy cerca del monasterio, posee poderes curativos. Se cree que si uno reposa boca arriba sobre su losa consigue alivio para lumbalgias y similares... (ya saben, un lugar al que acudir si el  diclofenaco / diazepam no surte el efecto esperado).

07.Kilmacduagh

Al final de esa carretera que se pierde en la distancia se atisban unas montañas peladas, …es el inicio del mágico Burren, con sus cuevas, sus acantilados y sus restos prehistóricos… Irlanda tiene tanto por ver que nunca da tregua…

4 comentarios:

  1. Si la primera foto es tuya, Congratulaciones sinceras!! Se sale ... Que pena q no se aprecie en la foto ese "metro".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Si llegas a ver el archivo RAW te echas a llorar!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Daniela, el complejo monástico tiene edificios de distintas épocas y por tanto diferentes arquitectos. Me temo que desconozco los nombres. En cuanto a la torre circular, por aquella época los únicos registros que hay son los que realizaban los monjes y muchos se han perdido, habría que investigar mucho simplemente para encontrar referencias del inicio de la edificación y tal vez ni siquiera contengan el nombre del arquitecto.

      Un saludo.

      Eliminar